SOFíA BARCELONA - Espacios de restauración

Ubicación: Barcelona

Fecha de ejecución: 2018

Fotografía: Jaime Beriestain Studio

Fitxa_projecte.jpg

Cliente: Selenta Group

Interiorista: Jaime Beriestain Studio

Teresa-sof%C3%A0.jpg

Descripción

En el nuevo proyecto del hotel Sofía Barcelona, se han concebido nuevos espacios de restauración: Sofía Be So, restaurante gastronómico; Restaurante IMPAR, un Bistrot-Market mediterráneo; Philosofia, Book Café de carácter urbano; Sofía 19th y ZUU, Club-discoteca con un aire canalla y un toque burlesque moderno. Todos ellos, conceptualizados por el diseñador Jaime Beriestain. Para Beriestain, era fundamental que estos ambientes, muy distintos entre ellos, pudieran ser disfrutados por todos los públicos, tanto por el huésped del hotel como por cualquier barcelonés.

El concepto BE SO está diseñado para acoger tres espacios claramente diferenciados: restaurante gastronómico, cocktail bar y salón lounge. La impresionante barra circular del cocktail bar del Be So sirve de transición entre el hotel Sofía y los tres ambientes que forman el concepto Be So (restaurante, cocktail bar y lounge.). La barra está dotada de un ambiente nocturno gracias a su gama cromática de noche oscura y oros de Hollywood, convirtiéndose en un espacio para ver y ser visto. En el techo negro el protagonismo recae sobre una palmera pintada con pan de oro por un artesano. La cúpula permite dar relieve al techo y desprende una sensación de infinito. El sobre de alabastro retroiluminado y la pared, con el mismo acabado, consiguen difundir por todo el espacio una luz tenue y cálida, llenando el lugar de sensualidad y prestigio. Los diferentes biombos de espejos dorados sirven de paso entre el cocktail bar y los otros espacios, consiguiendo unir el concepto global BE SO. El juego de reflejos y luces invita a dejarse llevar por el hipnotizante ambiente. El suelo circular, hecho con piezas de madera cortadas pieza a pieza, crea un eje central con la palmera del techo.

En el restaurante gastronómico, inspirado en la Costa-Oeste de EEUU, uno de los mayores objetivos eran remarcar la calidad de la oferta gastronómica de Carles Tejedor y relacionarla directamente con el concepto de autenticidad. Para ello, Beriestain ha diseñado un restaurante con la cocina a la vista, estilo Showcooking íntimo. Esto hace que los cocineros profesionales se conviertan en artistas que trabajan a la vista de todos. La cocina tiene una clara identidad familiar junto con una dimensión humana y cálida: cerámica artesanal, paneles de vidrio martillado, latón, resaltan el carácter tradicional. Gracias a sus inmensos ventanales y a su doble altura, BE SO se beneficia de luz natural, lo que le confiere de una atmósfera digna de los mejores restaurantes internacionales. Un gran sofá con forma de media luna en tonos pastel, diseñado por Jaime Beriestain Studio, se convierte en el punto de encuentro ideal para compartir momentos entre familiares, amigos o empresarios. En la pared, los paneles subrayan el aspecto tradicional de la gastronomía, rasgo típico de las pastelerías parisinas. La refinada lámpara colgante, con sus discos de cristal hechos a mano y su estructura de latón satinado, baña la sala de sofisticación y delicadeza. En las estanterías de las columnas nos encontramos con una colección de botellas pintadas con pan de plata, hechas a mano por el artesano veneciano Sandro Zanin, que añaden un toque chic contemporáneo al espacio. El diseño de las grandes mesas de mármol es exclusivo de Jaime Beriestain Studio. El biombo, diseñado por Jaime Beriestain Studio, está compuesto por hojas pintadas artesanalmente con una combinación de oro y plata, dando un resultado metalizado bruto envejecido y que viste el restaurante como si fuera una joya.

 

Imatge_descripcio1.jpg

El lounge es un espacio que evoluciona en función de las horas del día. Durante la tarde es perfecto para tomar el té, mientras que por la noche se convierte en un espacio cómodo donde seguir apasionadas conversaciones. La disposición de los sofás y las butacas dan al espacio ritmo y ligereza, mientras que  las profundas butacas de piel nos invitan a disfrutar de un momento de paz y tranquilidad. El diseñador encontró las lámparas de pie diseñadas por Hervé Langlais, de la Galerie Negropontes en París, en uno de sus múltiples paseos por el barrio parisino de los anticuarios: Saint-Germain. La chimenea con acanalado de mármol Marquina consigue crear una atmósfera hogareña y personal. La insonorización del espacio, tema muy cuidado por Jaime Beriestain, se consigue gracias a los paneles entelados con tejidos acústicos. Los apliques integrados en la pared son de diseño Jaime Beriestain StudioEl inmenso plafonnier cuadricular diseñado por Jaime Beriestain Studio, de inspiración italiana de los años 1970, permite unir el lounge con el cocktail bar gracias a la influencia vintage que este representa. Para las mesas de centro, diseñadas por Jaime Beriestain Studio, se ha apostado por un diseño de fuerza con patas de metal negro golpeado con un sobre realizado en piedra volcánica. Son piezas de diseño que contrastan y unen el ambiente. La alfombra con diseño de palmera a medida, se encuentra en un tono de gama cromática de arenas grises.

El restaurante Impar, un bistrot market mediterráneo ha sido concebido como ‘un lugar de encuentro y de vida social en Barcelona’, según su diseñador, Jaime Beriestain. Impar dispone de una entrada independiente al hotel. Al igual que el resto del hotel, este espacio está abierto a la ciudad y se ha diseñado como un lugar cercano y cálido para el público. Además, también se puede acceder a Impar desde el lobby del hotel a través de un wine wall transparente concebido especialmente para el restaurante, con las complejidades que ello conlleva. Beriestain explica que ha alterado los cánones de los típicos bistrots parisinos, modificando proporciones y colores, a fin de conseguir un ambiente atemporal y muy cálido. Para vestir la gran superficie del restaurante, de más de 670m2, la propiedad tenía la idea inicial de colocar varias estaciones o puestos de comida a lo largo del espacio. Partiendo de esta idea, Jaime Beriestain ha creado tres ambientes, cada uno con su identidad propia. Explica el diseñador, que el principal desafío a la hora de proyectar este espacio, ha sido el de dotar a cada uno de esos tres ambientes de un alma propia, y a la vez lograr conectarlos con armonía, orden y coherencia. Para ello, se diseñaron en exclusiva unas vigas decorativas de espejos envejecidos en tonos dorados. Gracias a sus reflejos se consigue dotar al ambiente de una perspectiva que ayuda a unificar sutilmente los diferentes espacios. La pared de la recepción está formada por un gran biombo que introduce al concepto creativo del local: la percepción primitiva que tenemos del Mar Mediterráneo. Los biombos hechos a medida (con dimensiones de 17 metros de largo y 2 de alto) permiten crear y modificar el entorno a lo largo del día cuando se considere necesario, consiguiendo adaptar el ambiente a cada momento específico: pudiendo conseguir una sensación más animada para la hora de la comida o dando la opción de disponer de más intimidad a la hora de cenar. Una de las caras de cada panel está realizada en cerámica rústica envejecida, mientras que la otra está pintada con una pátina smoked que ofrece juegos de transparencias debido al uso de acrílica y polvos metalizados. El suelo continuo de terrazo termina de unir el espacio para darle amplitud, dinamismo, frescura y refinamiento con las juntas de latón. El diseño supuso una complejidad técnica muy elevada por varios motivos: El uso del mármol Fumé y Marmara Ecuador Pijama en grandes dimensiones complicó su colocación. Además, el suelo fue diseñado in situ, lo que hizo más difícil su nivelación. En definitiva, pulir grandes piezas con juntas de latón fue un esfuerzo técnico inmenso, pero gracias a ello se ha conseguido un resultado único y que realmente merece la pena admirar.

Como denominador común en todas sus creaciones, Beriestain ha maximizado la presencia de la luz natural. Los grandes ventanales de Impar, atípicos de Barcelona, confieren al local de un aspecto cosmopolita propio de las grandes ciudades, como Nueva York o Londres. Las grandes aperturas se aprovechan para dar acceso a una terraza concebida especialmente para Impar por Ana Esteve, paisajista profesional. El resultado es una prolongación del mismo concepto utilizado en el interior, con muebles diseñados en exclusiva por Jaime Beriestain StudioEn cuanto al mobiliario, la propiedad ha apostado muy fuerte por grandes diseñadores y firmas que se encargan de fabricar muebles de calidad. Los apliques minimalistas fueron elegidos por Beriestain por su carácter discreto. Las mesas, sofás, mobiliario exterior y otros elementos han sido especialmente creados por Jaime Beriestain Studio. Los uniformes y el arte que decora las paredes de Impar también han sido diseñados de manera exclusiva para acabar de completar este círculo de tan elevada sofisticación.

Imatge_linea1.jpg Imatge_linea2.jpg philosfia.jpg Imatge_linea4.jpg

Imatge_descripcio2.jpg

Philosofia es un Book Café de carácter urbano, imitando el ambiente que existe dentro de las librerías (se necesitaron cerca de 5.000 títulos para llenar las estanterías). En palabras de Jaime Beriestain, ‘Philosofia es una combinación de pastelería de alta gama, librería y salón de té. Pensada especialmente para una clientela que conoce la importancia de tomarse un momento para inspirarse.’ La mezcla de dos grandes placeres, los pasteles y los libros, hacen de este lugar un salón de té  acogedor e íntimo, convirtiéndose en una parada por puro placer personal.En el interior nos encontramos con dos suelos que consiguen crear ambientes diferenciados: la parte de pastelería tradicional en mármol serpeggiante y el espacio de librería íntima de madera en espiga. El estilo que rodea a Philosofia es luminoso, silencioso, contemporáneo, acogedor, íntimo, urbano e internacional. La barra con espíritu ‘grab and go’, asociado a la idea de la vitrina refrigerada exponiendo la pastelería casera como si de joyas se tratase, dota a Philosofia de una sofisticación urbana donde cualquiera puede sentirse cómodo.Alejándose de la tendencia del fast-retailing, se ha puesto especial énfasis en que el cliente se quede el mayor tiempo posible, poniendo a su disposición múltiples enchufes y conexiones USB. El objetivo de los cómodos sofás biplazas es hacer sentir al cliente como si estuviera en su casa. El techo foseado de forma libre da sensación de calidez y refinamiento. Aunque este tipo de techo suele encontrarse en espacios culturales o residencias privadas, Beriestain ha querido renovar esta percepción para vestir Philosofia con un carácter hogareño y de alto nivel. La terraza es particularmente tranquila y agradable gracias a la inmensa acera que aisla al hotel.

Zuu es el club-discoteca del hotel, pensado para ser un lugar con un aire canalla y un toque burlesque moderno. La idea era en un mismo lugar todo el ambiente que rodea a los animados cabarets parisinos de Pigalle, formando un entorno teatral que hace que todas las noches sean locas e inolvidables, ofreciendo al público la sensación de pertenecer a una sociedad secreta formada exclusivamente por miembros privilegiados. El resultado es un espacio visualmente impactante, fuera de su tiempo, que invita a abandonarse en una explosión sensual. Para el interiorismo, el diseñador se ha inspirado en el imaginario colectivo del mundo nocturno y del atrevimiento, añadiendo un toque salvaje que dota al lugar con una personalidad única Sin duda, el diseño más especial de todos los espacios mencionados, es el mobiliario del Club Zuu, diseñado en exclusiva por Beirestain para este espacio de 160m2 con capacidad para 160 personas. La mezcla de materiales de gran calidad, acabados perfectamente realizados y tecnología de última generación, hacen del Zuu un local que fácilmente podría encontrarse en un Londres travieso o en una Nueva York osada y exclusiva. La calavera es la protagonista del local, se encuentran tanto en los damascos del terciopelo como en los tiradores de las puertas. “Conceptualmente, he elegido el símbolo de la calavera para representar la pérdida de control y la imprudencia”, confiesa Beriestain. Para imitar a las clásicas butacas Jaime ha utilizado los modelos tradicionales franceses Chauffeuse y Crapaud, tapizadas de terciopelo burdeos y adornadas con un fleco de aluminio anodizado en oro brillante, que consigue reinterpretar lo clásico con una fuerza salvaje. La creación del fleco, compuesto por pequeños eslabones de cadena Snina para un acabado más elaborado, supuso un gran reto técnico y su diseño conecta directamente con el efecto de cruzar la cortina del escenario de un cabaréLos sutiles biombos permiten crear ambientes íntimos en diferentes zonas. Las mesas han sido creadas especialmente para el Zuu. Se han usado dos tipos de pintura que, una vez mezcladas, generan una impactante reacción química. El resultado es un espectacular aspecto de esmalte cerámico. Para ello se ha usado una mezcla de rojo quinacridona y de negro. Zuu es un misterio, aquello que se encuentra entre lo conocido y lo sorprendente. Un lugar sin límites, un espacio en tonos burdeos con destellos color oro, un juego de luces y sombras. Se encuentra entre lo contenido y lo desmesurado. Un destino para mirar y ser visto, para perderse y encontrarse donde performances, gastronomía y música crean momentos realmente inesperados. Un espacio capaz de despertar el lado más canalla y donde seducir y ser seducido como nadie lo ha hecho antes.

Productos utilizados

Iluminación: Lámpara colgante de CTO Lighting modelo Nimbus Pendant, lámparas de pie diseñadas por Hervé Langlais, de la Galerie Negropontes, apliques minimalistas de CTO Lighting

Mobiliario: Sillas de barra modelo Lunar Bar Chair y asientos de Stellar Works, sillas Conference Chair de Eero Saarinen de Knoll, sofás Guscio Sofa y las butacas Lysandre ambos de Flexform, butacas de piel Nivola Armchair de Poltrona Frau, sillas modelo CH20 Elbow Chair de Carl Hansen, butacas de barra modelo Beetle Bar Chair de Gubi, para el mobiliario diseñado en exclusiva,  Beriestain Studio ha contado con la colaboración de Vergés, cadena Snina de Kriskadecor para los flecos del mobiliario.

Textil: Kvadrat en los tejidos acústicos, BSB Alfombras, telas con calaveras rojas en Zuu son de Lamadrid Contract.

Revestimientos: Paneles de Neolith Calacatta y Gold

ArteLas obras expuestas son del artista Wilfried Prager. Ad Infinitum 8, 2014 y Ad Infinitum 6, 2015 (Óleo sobre tela)


X

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continuas navegando, consideramos que acepta el uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información AQUÍ.